BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 357 reseñas publicadas.

domingo, 1 de febrero de 2015

The Imitation Game (Descifrando Enigma)


The imitation game (Descifrando Enigma) (2014)

La historia comienza en 1939, cuando Alan Turing (Benedict Cumberbacht) un joven pero destacado matemático y criptógrafo inglés es reclutado por el Servicio de Inteligencia militar para un programa de alto Secreto destinado a romper los códigos de la maquina cifradora alemana,  la “Enigma”. A partir de ese momento Turing, con la ayuda de otros criptógrafos, comienza a trabajar en la construcción de una máquina capaz de descifrar los mensajes en código alemanes, tarea en la que recibirá la valiosa ayuda de la joven criptógrafa, Joan Clark (Keira Knightley)  con la que Turing trabará una estrecha relación amistad.

La apasionante –y, a la vez, trágica- biografía del genial matematico inglés Alan Turing es una de esas historias que parecen hechas para ser llevadas a la gran pantalla. Adaptación que se ha materializado con este biopic de producción británica, con guión basado en el libro biográfico de Andrew Hodges y realización a cargo del director Morten Tyldum. La película ha servido además para rendir un más que merecido homenaje póstumo al considerado como padre de la inteligencia artificial y precursor de las modernas computadoras, cuya decisiva contribución al esfuerzo bélico británico durante la II GM no le libró de una ignominiosa condena por homosexualidad en 1952, una injusticia que no fue parcialmente reparada hasta 2013, cuando la Reina Isabel II rehabilitó oficialmente la memoria de Turing.

Entrando a valorar el film, hay que señalar que estamos, para lo bueno y para malo, ante una producción típicamente británica. Entre los aspectos más logrados del film hay que citar la impecable labor de recreación histórica y puesta en escena, la buena fotografía, y el buen hacer del reparto de actores encabezados por un Benedict Cumberbacht que logra una más que notable recreación del personaje de Turing, ofreciendo al espectador una actuación repleta de matices interpretativos. La historia realmente engancha al espectador, y sabe mantener el interés, sobre todo durante el primer tercio de la narración, alternando distintos planos temporales para ofrecernos una visión completa acerca de la historia del protagonista.  No obstante, el film también presenta otros aspectos claramente mejorables, que evitan que estemos ante una gran película.

Y ello porque el guión peca de ser (como por otra parte suele ser habitual en el cine británico) excesivamente académico y convencional en sus planteamientos.  Todo resulta correcto en la narración, pero no arriesga nada para ofrecernos algo más acerca del personaje, cuya excéntrica y complicada personalidad ofrecía mayores posibilidades para adentrarse en ella. El tema de la homosexualidad de Turing, por ejemplo, está tratado de forma muy tangencial, sin que realmente aporte nada a la historia. Tampoco me convenció la subtrama que se introduce a cuenta de la amistad de Turing con la criptógrafa Joan Clark, principalmente porque no termina de haber química entre ambos personajes, por más que su relación se intenta meter con calzador en la historia. En definitiva, la película ofrece una narración de manual en la que todo funciona bien para contentar al espectador, pero da la impresión de que no termina de sacársele todo el jugo a la historia. Pese a ello, no puede negarse que, pese a no terminar de ser redonda, “The Imitation Game” es una película bastante estimable.


Calificación: 6.5/10 

miércoles, 21 de enero de 2015

Corazones de Acero (Fury)

Corazones de Acero (2014)

Abril de 1945. Durante las últimas semanas de guerra en Europa, la tripulación de un carro del ejercito estadounidense se adentra en territorio alemán, enfrentandose a duros combates. Al mando de un carro de combate tipo Sherman, denominado Fury, el sargento “Wardaddy” Collier (Brad Pitt) un duro y aguerrido veterano de varias campañas, será el encargado de guiar a su tripulación en los enfrentamientos con el enemigo, e instruir en el combate al novato soldado Ellison, recien llegado al frente,  mientras Collier y sus hombres se adentran en el corazón de Alemania, y en la retaguardia del ejército alemán.

Corazones de Acero es la más reciente superproducción hollywoodiense ambientada en la II GM, con realización a cargo del director especialista en cine de acción David Ayer, quien además firma el guión del film. Con un presupuesto cercano a los 68 millones de dolares, y con la superestrella Brad Pitt en el papel protagonista, se trata de un film claramente orientado a conectar con el gran público, y ese sea quizás el principal problema. La riqueza de presupuesto se hace patente en lo cuidado de la producción, el excelente atrezzo militar (para el rodaje se empleó, por ejemplo, el unico carro Tiger I autentico en condiciones operativas, procedente de un museo militar), y una puesta en escena esmerada hasta el mínimo detalle. No obstante, la destacada labor de puesta en escena y recreación historica no basta por sí misma para sostener el film.

El principal problema es que Corazones de Acero es una película del año 2014… con un guión propio del Hollywood de los años 40. Y ello porque, más allá de mostrar algún que otro guiño antibélico acerca de las penalidades de la guerra, la película resulta ser al final un compendio de hazañas bélicas protagonizadas por Pitt y sus muchachos, que se antojan muy poco creíbles para cualquier espectador mínimamente avezado sobre la realidad histórica. En ese sentido, resulta especialmente chirriante –sobre todo por su inverosimilitud- el desenlace del film, que viene a ofrecer un clímax absolutamente épico-heroico Made in Hollywood que, como apuntaba, podía encajar perfectamente en los cánones del cine bélico de los años 40 y 50 del pasado siglo, pero que visto hoy en día, da la impresión de estar absolutamente trasnochado.

No se puede negar, desde luego, la espectacularidad de algunas de las escenas de acción bélica, así como algunas buenas lineas de diálogo que pueden destacarse dentro del guión. Igualmente destacable es la descollante interpretación de Shia Leboeuf en su papel de aguerrido artillero, (el mejor del reparto sin duda, con un Brad Pitt que aparece más limitado en la faceta interpretativa); pero lo cierto es que en líneas generales Corazones de Acero aparte de servir de homenaje cinematográfico al carro Sherman, ofrece muy poco nuevo al espectador aficionado al cine bélico, y sorprende por lo manido de sus planteamientos a estas alturas. En definitiva, estamos ante un título entretenido y quizás aceptable para el gran público, pero que no contentará especialmente a los amantes del cine bélico de calidad ni a los cinéfilos en general.

Calificación 5,5/10