BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

domingo, 21 de febrero de 2010

Brumas de Traición (Betrayed)

Brumas de Traición (1954)

Holanda, Octubre de 1943. El coronel de la inteligencia holandesa Pieter Deventer (Clark Gable) es capturado por los nazis mientras transmite información por radio a Londres. Sin embargo, poco después es rescatado por el grupo de la Resistencia liderado por un holandés apodado “El pañuelo” (Victor Mature). Ya de vuelta en Inglaterra, el Coronel Deventer recibe el encargo de infilitrar a la atractiva Carla Van Oven (Lana Turner) en Holanda, haciendola pasar por una colaboracionista alemana para que haga de enlace con el grupo de El Pañuelo. Sin embargo, los siguientes golpes de mano ejecutados por la resistencia resultan previstos por los alemanes, lo cual hará sospechar de la presencia de un agente infiltrado que está pasando información al enemigo, por lo que Deventer, en vísperas de la crucial operación Market Garden, decide trasladarse a Holanda para desenmascarar personalmente al traidor.

Brumas de traición supuso el último trabajo realizado por el famoso actor y galán de Hollywood Clark Gable para la Metro Goldwin Meyer. Tras más de 20 años de colaboración con los famosos estudios de la “Metro”, Gable, ya en su madurez y enfilando el declive de su carrera, había dejado de ser rentable para la productora, mientras que el actor, por su parte, deseaba cambiar de aires y negociar un nuevo contrato que fuera más lucrativo para él. Para este último papel, Gable abandonó su habitual registro de seductor para embarcarse en un thriller de espionaje ambientado en la Holanda ocupada por los nazis. Para acompañarlo en el reparto, se eligieron otros valores seguros del estudio como Lana Turner y Victor Mature, que abandonó sus habituales papeles de personaje de Peplum para dar vida a un intrépido líder de la resistencia holandesa.

Hay que decir que Brumas de Traición comienza bastante bien, con una trepidante secuencia que muestra la localización y posterior captura del coronel Deventer por los alemanes mientras transmite un mensaje por radio a Londres, para ser luego inmediatamente liberado por la resistencia. Sin embargo, pasados los primeros minutos de metraje, la historia deriva en la típica trama de espionaje, personajes moralmente dudosos, y traiciones, con algún interludio romántico de por medio. Elementos estos que, manejados con habilidad, podrían haber dado mucho más de sí. El problema es que en este caso, la trama de espionaje no termina de discurrir con fluidez y se ralentiza en exceso en más de un momento; mientras que los aspectos románticos de la historia resultan bastante tópicos, además de ñoños. También falta algo más de definición a la hora de describir a los personajes, ya que estos dan algunos giros que no quedan del todo bien explicados en la trama. Finalmente, no me terminó de convencer el enlace, un tanto forzado (e históricamente falso), que se establece hacia el final de la historia entre la trama de espionaje y el inicio de la Operación Market Garden. En definitiva, es una historia que habría requerido unas mayores dosis de suspense y tensión dramática para funcionar realmente bien en pantalla.

Entre los aspectos positivos del film habría que destacar la cuidada fotografía en color, la excelente ambientación (la película se filmó en las localizaciones reales de Holanda) y la presencia escénica del trío protagonista formado por Gable, Turner y Mature, aunque sus personajes no estén del todo bien dibujados.

Al final, Brumas de traición se queda en un correcto –aunque algo tópico- thriller de espionaje de buena factura visual. Un título que sin duda podía haber sido mejor de haber contado con un guión más pulido y una dirección más vigorosa, pese a lo cual no carece de todo interés, aunque solo sea por su estelar reparto.

Calificación: 5,5/10

13 comentarios:

Major Reisman dijo...

Buenas

Comparto tu comentario Kleist. Es curioso como se va desinflando según avanza. En mi humilde opinión la película habría ganado bastante si la hubieran filmado en Blanco y Negro para potenciar el efecto thriller. También coincido contigo en lo que dices del final. Una pena.

Saludos

lola dijo...

Hola, he visto la película y la verdad es que también me pareció bastante flojilla, pienso que es una historia para mayor gloria de sus protagonistas pero nada más, y es una pena porque me encanta Victor Mature en papeles dramáticos a pesar de su eterna cara de ojos cansados como le llamaba mi suegra.
Que tengas una buena semana.

Von Kleist dijo...

Buenas Reisman

Gracias por el comentario. Respecto a lo que apuntas, no estoy del todo contigo. Opino que el uso del color es bastante bueno para captar la belleza paisajística de los escenarios exteriores holandeses donde se desarrolla la acción. El problema, más que estético es, a mi modo de ver, del guión. Porque a la media hora la adultera y vividora Van Oven se ha convertido en una luchadora convencida, y decidida a morir por su patria; y al final vemos como un aguerrido lider de la resistencia (ojo, SPOILER) se pasa al enemigo ¡porque a su madre le rapan la cabeza!. Un guión un poquito más consistente habría mejorado bastante el resultado de la película.

Lola, como dices es una película flojilla, que se salva solo por su aspecto visual y su reparto. Eso si, al amigo Victor Mature lo tengo ya tan encasillado que me costaba al principio entender que hacía matando alemanes en vez de enfrentarse a los filisteos o a los romanos...;)

Saludos

Anónimo dijo...

Me da la impresión que en esta película se quería hacer referencia a Christiaan Antonius Lindemans agente doble de la resistencia holandesa.
Victor Mature en ese caso podría ser físicamente bastante correcto pues Lindemans lo apodaban King Kong y era muy corpulento.

APV dijo...

Vaya se me fue antes de acabar.

Señalar que Lindemans estuvo implicado en algunos aspectos de Market Garden pasando información a los alemanes. Si bien éstos desconfiaban de él y como era información imcompleta no se transmitió con rapidez.

Von Kleist dijo...

Buenas APV

La verdad es que yo había pensado lo mismo respecto a la inspiración del personaje de "El Pañuelo" en el señalado Lindemans, alias "King Kong". Efectivamente, como Cornelius Ryan relata en "Un puente muy lejano" parece acreditado que dicho traidor holandés reveló a los alemanes los detalles de la operación aliada, pero los alemanes no lo creyeron.

En cualquier caso la interpretación que hace la película de los hechos es bastante libre. En el film se da a entender que gracias a la traición de "El pañuelo" los alemanes conocen el inicio de "Market Garden" y por eso fracasa la operación. Lo cual es obviar demasiado los fallos de la planificación aliada. Pero en cualquier caso, es cierto que Mature daba bien el tipo como Lindemans.

Saludos

miquel zueras dijo...

Esta película era una de las clásicas de "Primera Sesión" los sábados en TV-1 por la tarde. Es una de las raras ocasiones de ver a Mature sin túnica con lo que quedaban más al descubierto sus limitaciones como actor. Borgo.

Von Kleist dijo...

Buenas Miquel

Pues sí, la verdad es que este era uno de esos títulos "carne de sábado" de TVE. En cuanto a Mature, no puedo estar más de acuerdo ocntigo, cuesta verlo en un papel "moderno", aunque curiosamente, en esta película es el actor que más me convenció del trio protagonista.

Saludos

Conde de Salisbury dijo...

Completamente de acuerdo Herr Kleist. Lo peor me pareció la explicación del cambio de bando del personaje de Mature. Demasiado traído por los pelos, no parece serio.
Que añoranza de aquellos tiempos en los que sábados o domingos por la tarde podíamos ver estas películas "veteranas" o westerns y no los ladrillos de telefilms con los que nos abrasan de unos años a esta parte. Siempre nos quedará la mula y el DVD.

Von Kleist dijo...

Buenas Conde

Jeje... la verdad es que es muy apropiado el comentario de que el final está muy "traido por los pelos" (nunca mejor dicho). Además, como apuntaba en otro comentario, el cambio del personaje de Carla Van Oven (que pasa de ser "la viuda alegre" a la intrépida resistente) tampoco está nada bien explicado.

Muy de acuerdo también en lo que apuntas de aquellas nostálgicas sesiones vespertinas de TVE. Afortunadamente, internet ha venido a paliar el gran vacío cinematográfico dejado por las parrillas de programación habituales.

Saludos

Conde de Salisbury dijo...

Perdón por introducir un comentario no vinculado con el film, pero se trata de una novedad que nos puede interesar. En el enlace hay información sobre "The Pacific":

http://www.amazon.com/Pacific-Hugh-Ambrose/dp/045123023X/ref=pe_24020_14447250_as_txt_2/

Anónimo dijo...

Es una ocasión muy desaprovechada de hablar de la Resistencia en Países Bajos.

Cuando se hizo (incluido el desmesurado e inconexo Verhoeven), se desaprovechó; si acaso, un leve apunte de "honestidad" sí aflora en "El asalto" (de Rademakers).

Mejor... olvídenla. Eran otros tiempos y otra industria.

Von Kleist dijo...

Buenas anónimo

Es verdad que eran otros tiempos, pero tampoco está mal revisionarla, aunque solo sea por su trio protagonista, y como bien apuntas, por lo poco trillado de su ambientación.

Saludos