BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 358 reseñas publicadas.

martes, 1 de diciembre de 2009

Comando Secreto (The Secret War of Harry Frigg)

Comando Secreto (1968)

La película comienza cuando cinco generales de brigada aliados son capturados por los italianos en una sauna del Norte de África. Los italianos envían a los generales al cautiverio en el lujoso castillo de Montefiori, donde, rodeados de comodidades y debido a la igualdad de rango, no logran ponerse de acuerdo para imponer un plan de fuga. En vista de ello el mando aliado decide ascender temporalmente a general de división al soldado Harry Frigg (Paul Newman), un consumado experto en fugas y enviarlo a Montefiori para que rescate a los otros cinco generales aliados. Sin embargo, la misión del “general” Frigg se verá complicada por la presencia de la bella Condesa de Montefiori (Sylva Koscina), con la que iniciará un romance, al tiempo que se encarga de posponer los planes de fuga de sus compañeros.

La verdad es que “Comando secreto” (traducción bastante libre del título original “La guerra secreta de Harry Frigg") puede considerarse una de las películas más atípicas dentro de la filmografía del gran (y recientemente desaparecido) Paul Newman. Y es atípica principalmente por dos motivos: el primero es que fue prácticamente la única ocasión en la que Newman encarnó un papel puramente cómico; y en segundo lugar, porque pese a ser a esas alturas una estrella consagrada de Hollywood en el cenit de su carrera, Newman aceptó participar en una producción modesta, acompañado por actores de segunda fila. Quizás lo que sedujo a Newman fue el hecho de poder hacerse con un papel de comedia, un registro que había explorado muy poco en sus anteriores films. Sea como fuere, lo cierto es que el resultado de la película distó mucho de ser satisfactorio. La época de su producción, en pleno apogeo de la guerra de Vietnam, dio lugar a una serie de comedias de tono jocoso y desmitificadoras de la guerra, como por ejemplo ¿Qué hiciste en la guerra Papi?, o ¿Dónde está el frente?. Películas antiépicas que, influidas por el ambiente de la época, tenían un leve poso antibelicista, aunque escaso valor cinematográfico. Y en ese sentido Comando Secreto no es una excepción a la regla.

Porque lo cierto es que el inverosímil punto de partida argumental, si al menos hubiera sido desarrollado con imaginación, gracia, o un guión mínimamente elaborado, podría haber dado lugar a una comedia medianamente aceptable o incluso brillante. Pero el caso es que la comicidad brilla por su ausencia (las situaciones que presenta el film resultan, en el mejor de los casos, simpáticas), el guión es bastante plano, y los personajes resultan demasiado caricaturescos. En cuanto a las interpretaciones, el oficio y el carisma de Newman son innegables, y no puede decirse que haga un mal papel, pero a mi modo de ver no era el actor adecuado para interpretarlo; si bien su presencia y su buena química con la actriz protagonista Sylva Koscina salvan en parte a la película del desastre total. El resto de actores hace también lo que puede y cumplen con dignidad, si bien las evidentes limitaciones del guión hacen que ninguno pueda lucirse. Si a ello le unimos un ritmo narrativo bastante lento, que hace que sus 100 minutos de metraje parezcan largos, se comprende mejor que esta película no haya pasado precisamente a los anales de la comedia.

Por lo demás poco o muy poco es lo que puede rescatarse de “Comando Secreto”, una película que seguramente habría caido en el más completo de los olvidos de no haber contado en su reparto con el inolvidable Paul Newman. Pero desde luego puede considerarse como uno de los títulos menos memorables dentro de la filmografía del actor.

Calificación: 3/10

10 comentarios:

lola dijo...

Hola, no recuerdo haber visto la película.
Quería preguntarte si sabes algo de una película con Errol Flynn, en inglés se llamó Edge of Darkness, aquí se estrenó en televisión, a mediados de los 70, pero no se que nombre le pusieron aquí.
Saludos.

Von Kleist dijo...

Buenas Lola

El titulo en España de esta película fue "Al filo de la oscuridad", y como en la fecha de su estreno (1943) la dictadura franquista no estaba para según que cosas, como señalas no se estrenó en nuestro país hasta bastantes años más tarde, y en la TV.

Por cierto, que este es otro título que tengo pendiente de revisionar... que estrés por Dios!!! .. ;)

lola dijo...

Pues espero con interés tu opinión. A mi me encanta esa película. La he visto varias veces, en Cuba se llamaba Rebelión. Y años después cuando salió una biografía de Errol Flynn diciendo que había sido un agente nazi, me resultó chocante porque el papel de jefe de la resistencia lo bordaba. ¡qué cosas!
Buscaré a ver si la encuentro por ahí.
Saludos!

Matias dijo...

Interesante propuesta la del Blog, muchas de las películas las desconocía totalmente.
Gracias por ampliar mis horizontes Segundagueramunidalpeliculeros. :D

Saludos!

Major Reisman dijo...

Buenas

Totalmente de acuerdo contigo. Esta película es un rollo (reconozco que yo soy más duro que tú en las calificaciones). Es que no le vi la gracia por ningún lado. De hecho, hace parecer cumbres de la comedia a las otras dos películas que indicas. Sólo recuerdo una peor que esta. La de Peter Sellers "Camas blandas, batallas duras".

Un saludo

Un saludo

Von Kleist dijo...

Buenas Matias

Me alegro de que te guste el blog y te haya servido para descubrir nuevos títulos sobre la II GM, y espero que los disfrutes.

Reisman, como dices, esta "comedia" hace mejores a otros títulos de similares caracterísiticas, pero que a su lado parecen obras cumbres del cine cómico... sigo sin entender como Paul Newman pudo participar en semejante bodrio. Quizás lo hiciera como favor personal...

Saludos

Anónimo dijo...

Realmente no es tan mala.

Es una película que entretiene y punto, no hay que ir más allá. No tiene rigor histórico ni nada comparable con otras grandes películas del genero.

Simplemente es original por el tema de los generales "prisioneros" acomodados, el coronel italiano (que hace de anfitrión), la condesa y el contrapunto de un Paul Neuman que es lo que realmente da vida a la película. Para entretenerse una tarde de domingo. Yo le doy un 6.

Pep

Von Kleist dijo...

Buenas anónimo

Si la pelicula entretuviera, tendria un pase. Pero el problema es que es una comedia a base de gags más bien poco hilarantes, y con un humor del todo plano. Y creo que Newman, pese a que no hace un mal papel, no termima de cuajar como actor de comedia. Pero en fin, son puntos de vista, y por supuesto, respeto todas las opiniones discordantes.

Saludos

Anónimo dijo...

>>Quizás lo hiciera como favor personal>>

En efecto: así fue.

Jack Smight era amigo personal de Newman.

Y por el mató, digo, nos mató de aburrimiento.

Tampoco era culpa de Smight: hay facturas, ya saben, que pagar.

Pedro Rey

Von Kleist dijo...

Buenas Pedro Rey

Ya sospechaba yo que alguna "factura" había de por medio, porque Newman no era tonto y leyendo el guión debía saber donde se metía. Ahora bien, aparte de los favores personales que debiera, también debió influir el hecho de que el gran Newman siempre se sintió tentado a hacer papeles de comedia, un registro que por aquel entonces apenas había explotado en su carrera. La mala suerte es que le dieron una comedia de tercera, y él era un actor de primera.

Saludos