BIENVENIDO

Gracias por visitar este Blog.

Se pueden publicar comentarios en cualquier reseña. Para consultar reseñas antiguas, solo tienes que pinchar en "Listado Alfábetico de las películas del Blog".

Todos los comentarios serán contestados. Para plantear dudas, sugerencias o cuestiones puedes enviar un e-mail a: sgmcine@hotmail.com

Actualmente hay 357 reseñas publicadas.

viernes, 30 de marzo de 2007

Indigenes (Days of Glory)

Indigenes (2006)

En un pequeño pueblo argelino, cuatro amigos se presentan voluntarios para servir en el ejército francés, y liberar a la metrópoli del yugo alemán. Tras vivir sus primeras experiencias en combate, irán descubriendo las miserias de la guerra y como combaten por unos ideales de libertad e igualdad que los oficiales franceses no les reconocen a ellos mismos, tratándolos como soldados de segunda clase.

La verdad es que esperaba más de esta historia, pero la película no mucho de de sí. Una ambientación aseada (aunque sin alardes), unas actuaciones correctas, y sobre todo, mucha denuncia de las discriminaciones raciales que sufrieron los "Indigenas" pese a dar su sangre por la liberación de Francia. Todo ello salpicado con apenas un par de escenas de acción, no demasiado espectaculares, junto con las tipicas escenas descriptivas de las penalidades de los soldados en el frente. En cuanto las escenas de combates, la secuencia del asalto a la colina ocupada por los alemanes, por ejemplo, apenas dura dos o tres minutos y me dejó bastante frio. Un poco mejor es la escena del ataque alemán en el pueblo alsalciano, pero apenas se ve a una veintena de soldados en ella.

Por lo demás, la película es casi una hagiografia de las tropas coloniales al servicio de Francia. Los soldados coloniales son descritos como unos pobres oprimidos que siempre se comportan bien. Desde luego no sale nada que pueda dejar en mal lugar a las tropas coloniales, centrándose casi siempre en las injusticias que sufrían, cosa entendible, pero por otra parte el guionista podría haber sido un poco menos parcial y haber contado todas las caras de la realidad, como por ejemplo, algunas atrocidades cometidas por las tropas coloniales en Italia. Y ese es otro de los grandes defectos de Indigenes, que es demasiado subjetiva en su planteamiento argumental.

En conclusión, Indigenes resulta un film simplemente pasable, sin aportar nada especialmente nuevo al género bélico, salvo en el punto de la temática que aborda. Recomendable, solo para los incondicionales del género bélico y la II GM.

Calificación: 5/10 

jueves, 29 de marzo de 2007

Hermanos de Sangre (IV): Reemplazos

Hermanos de Sangre IV: Reemplazos

La Easy está de nuevo acuartelada en Inglaterra y han llegado nuevos soldados de reemplazo para cubrir las bajas sufridas desde el Dia D. Estos soldados son mirados con cierto desdén por los veteranos, que aun recuerdan a sus camaradas caidos en combate. Pronto la Easy es movilizada para una nueva misión: la operación Market Garden, un desembarco aereo masivo sobre Holanda, en el que la 101ª ha de descender en la zona de Eindovhen.

En este episodio la historia se centra en el personaje del sargento “BullRendellman, quien queda aislado tras las lineas alemanas y pasa un día entero escondido para volver a su unidad. Este episodio me pareció un tanto decepcionante, pues dado el contexto de la batalla (Market-Garden) esperaba quizás algo más espectacular. Hay unas buenas escenas de acción cuando un contraataque alemán con blindados expulsa a la Easy de un pueblo holandés, pero no acaba de describirse bien el cometido de la 101ª en esa batalla o por qué salió mal la operación.

El tema de este episodio se centra en el compañerismo entre los soldados, la amistad entre camaradas y de cómo los veteranos cuidan de los novatos. Por cierto, hay una breve aparición del Capitán Sobel, el antiguo comandante de la compañía, quien (ahora como oficial de intendencia) reprende a un miembro de la Easy por intentar apropiarse de una motocicleta. Y es que, como dice uno de los soldados "algunos no cambian".

Para mi, este es quizás uno de los episodios menos logrados de la serie. El desarrollo de la acción es un tanto confuso, y la historia personal que nos cuenta no es que destaque especialmente por su originalidad. Este capítulo me pareció muy inferior a su predecesor, "Carentan".


Operacion Walkiria (Stauffemberg)

Operacion Walkyria (2004)

Alemania año 1944. Un grupo de militares alemanes planea un atentado contra Hitler con la finalidad de derrocar al régimen nazi y poner fin a la guerra antes que el país sea totalmente destruido. Para llevar a cabo su plan cuentan con la ayuda del Coronel Claus Von Stauffenberg (Sebastian Koch), quien planea poner una bomba en el Cuartel General de Hitler en Prusia Oriental, "La Guarida del Lobo".

Esta producción alemana, hecha para la TV, es un relato históricamente riguroso del famoso atentado contra Hitler del 20 de julio de 1944, desde el punto de vista de Stauffenberg. La película nos muestra la trayectoria del joven coronel, desde que admira a Hitler en 1933, hasta que es herido gravemente en el Norte de África, perdiendo un ojo y parte de un brazo. Restablecido de sus heridas, Stauffenberg irá adquiriendo conciencia de los horrores del régimen nazi, y decide a unirse a los conspiradores y ser la mano ejecutora del atentado.

Este telefilme no destaca por nada en particular, se limita a contar los hechos con bastante rigor histórico pero sin demasiada originalidad. Tanto formal como argumentalmente todo queda muy académico. Con unas interpretaciones correctas, una ambientación no espectacular pero sí bien cuidada, supone una detallada reconstrucción en tono casi semidocumental de los hechos históricos de la Operación Valkiria. Tiene momentos bastante logrados, como el del fusilamiento de Stauffenberg o las escenas de tensión que se viven en el Cuartel General cuando se hace evidente que la conspiración ha fracasado (especialmente destacaría la escena del mariscal Witzleben reprochandole a Stauffengerg la manera chapucera en la que se ha organizado el golpe); o cuando el general Fromm detiene a los golpistas.

Comparada con la reciente "Valkiria" de Tom Cruise, esta me parece superior desde el punto de vista de la fidelidad histórica, sobre todo en lo tocante a la ejecución del atentado y el desarrollo de los acontecimientos en el Cuartel General del ejército. Además, la interpretación de Sebastian Koch como Stauffenberg se me antoja mas creible y lograda que la de Cruise. Pero claro, esta no es una superproducción y, por tanto, es menos espectacular que la nueva version. A esto hay que unirse que su fidelidad histórica redunda en contra del ritmo narrativo en algún momento. Pero pese a todas sus limitaciones, "Operación Valkiria" es un producto más que digno.

Calificación: 5,5/10

NOTA: Reseña editada y actualizada el 4/2/2009.

lunes, 26 de marzo de 2007

Hermanos de Sangre (III): Carentan

Hermanos de Sangre (III): Carentan

El Dia D ha pasado pero la Compañía Easy aun se mantiene en campaña, recibiendo la misión de ocupar Carentan, un importante pueblo que controla el acceso a la peninsula de Cherburgo. Tras un feroz combate callejero contra paracaidistas alemanes, estos son expulsados de Carentan, pero cuando el regimiento 506º intenta avanzar a las afueras es detenido por una fuerte concentración alemana de tropas. Dicha concentración se prepara para lanzar un fuerte contraataque con el fin de recapturar Carentan. El ataque alemán, empleando blindados, hacer huir a las compañias “D” y “F” dejando sola a la “E” de Winters, pero los hombres de la Easy consiguen aguantar y son salvados por la llegada de blindados americanos de refuerzo. Tras algunas escaramuzas más, la division 101ª es repatriada a Inglaterra en espera de su próxima misión.

Este episodio me parece uno de los mejores de la saga. En este caso la historia se centra en el miedo de todo hombre sometido a la tensión de los combates y la fatiga sicológica que produce la guerra en los combatientes. A través de la historia del soldado Blithe, quien es incapaz de disparar su arma y sufre ataques de pánico que le dejan temporalmente ciego, se nos muestra la otra cara del valor: saber sobreponerse al miedo. Blithe consigue finalmente superar sus miedos y abate a un enemigo, aunque días después es mortalmente herido en una granja.

Este es uno de los episodios que mejor conjuga la acción, mostrándonos un espectacular combate callejero contra los Fallschimjagers alemanes que defienden Carentan, con la historia humana de los personajes; dando a entender que la cobardía y el valor son el anverso y reverso de la misma moneda. Por ponerle una pega, tengo que decir que no me gustó mucho la resolución del segundo combate, que tiene lugar en las afueras de Carentan, porque la llegada de los Shermans recuerda un poco al 7º de caballeria en las películas del Oeste, pero en general es un episodio intenso, con mucha acción, y bien resuelto.

Para mi, el segundo o tercero mejor de toda la Serie.

sábado, 24 de marzo de 2007

Rommel, el Zorro del Desierto (Rommel, the Desert Fox)

Rommel el Zorro del Desierto (1951)

Africa, 1942. Un comando británico desembarca en la costa y asalta un edificio ocupado por los alemanes. El edificio no es otro que la villa donde tiene su residencia uno de los militares más celebres del mundo: Erwin Rommel. El comando es aniquilado, y uno de sus miembros, herido, pregunta al ser capturado “¿Lo hemos matado?”, a lo que el alemán responde “No diga tonterias”.

Así arranca esta película biográfica sobre el “Zorro del desierto” basada en el archiconocido libro biográfico sobre la vida del mariscal alemán escrito por el militar británico Desmond Young. La historia abarca desde finales de 1942 cuando Rommel vuelve a África ante la ofensiva de Montgomery en El Alamein, pasando por su destino en Normandia, hasta su muerte, obligado a suicidarse por su implicación en el atentado contra Hitler.

Hay que decir que estamos ante una de las grandes películas injustamente desconocidas del cine bélico. Y digo injustamente porque el film tiene varios méritos innegables. Desde un arranque electrizante (la escena de los comandos atacando la villa de Rommel es tremendamente realista), pasando por unas actuaciones brillantes especialmente la de James Mason como Rommel, de las mejores interpretaciones que se han hecho de un militar, quizás solo superada por la de George C. Scott en "Patton".

Por lo demás la película es muy rigurosa históricamente, nos muestra las dificultades de Rommel en África, sus desavenencias con Rundsted, los intentos de los integrantes de la conspiración contra Hitler de atraerse al prestigioso general para unirse al complot… etc. Especialmente interesantes es como se describre la controvertida postura de Rommel ante el régimen nazi. En ese sentido, es memorable la escena de la conversación entre Rommel y su amigo Dr. Strolin, quien trata de convencerlo para conspirar contra Hitler Rommel dice “Un militar tiene una sola razón de existencia, y es la de cumplir todas las órdenes de sus superiores… el resto es política” a lo que Strolin replica “Deje de escudarse tras su uniforme, lo unico que quiere ocultar es que está aterrorizado y quiere cubrir con una sarta de disparates sus funciones de robot”. Para mi, este es uno de los mejores diálogos que se hayan escrito en la historia del cine.

Por todo ello, esta película, aun no siendo una obra maestra, merece en mi modesta opinión, ocupar un sitio destacado dentro las grandes películas del género bélico, por su sobriedad, buena factura, guión e interpretaciones. Recomiendo a todos los que no hayan tenido oportunidad de disfrutarla que la vean.

Hermanos de Sangre (II): El dia D

Hermanos de Sangre (II): El dia D

En este segundo capítulo, la acción se retoma justo donde acabó el primer episodio, con los paracaidistas en los aviones camino de Normandia, para preceder la invasión por mar el Dia D. Tras un accidentado salto, el Teniente Winters descubre que su unidad ha caido dispersa y que se encuentran a varios kilómetros de su objetivo. Mientras se dirigen a él, el grupo liderado por Winters tiene sus primeros encuentros con soldados alemanes y sufren las primeras bajas. Llegados al punto de reunión de su regimiento, a la compañía de Winters se le asigna la misión de destruir una bateria de cañones alemanes que bombardean la playa UTAH, situada en un lugar llamado Brecourt. Tras el éxito de la mision neutralizando la bateria enemiga, el capítulo termina con un monólogo de Winter, describiendo sus ansias por salir ileso de la guerra y vivir en paz.

Este segundo episodio, que se centra especialmente en el Teniente Winter, tiene dos partes claramente diferenciadas. La primera, desde el aterrizaje en Normandia hasta la llegada al punto de reunión que nos muestra la tensión de la primera acción de guerra, los nervios, e incluso el ansia de sangre de algunos paracaidistas, con una escena en la que se intuye el fusilamiento de prisioneros alemanes que se habían rendido. La 2ª parte que nos muestra el asalto contra la posición artillera alemana, es espectacular, con un ritmo de cámara frenético, que recuerda mucho a los primeros 20 minutos de “Salvar al Soldado Ryan”. Lo único que eché en falta fue algún plano más general para contemplar el ataque de los paracaidistas con mayor amplitud.

En resumidas cuentas, este 2º episodio de la serie si bien no destaca por su originalidad, merece la pena por el realismo de la escena en torno a la bateria de Brecourt.

jueves, 22 de marzo de 2007

La Guerra de Hart (Hart´s War)

La Guerra de Hart (2002)

La historia comienza en Diciembre de 1944. Tras ser capturado en Las Ardenas, un prisionero de guerra americano, Tom Hart (Colin Farrell), antiguo estudiante de derecho de Harvard, es enviado a un campo de prisioneros aliados en Alemania. Alli chocará con el oficial de mayor graduación del campo, el duro coronel McNamara (Bruce Willis), quien organiza un tribunal militar contra un soldado de color acusado del asesinato de otro prisionero, encargándole a Hart la defensa del acusado. Pero el juicio es en realidad solo una cortina de humo para preparar una fuga del campo.

La Guerra de Hart se basa en la novela homónima del escritor norteamericano John Katzenbach, quien a su vez se inspiró para escribirla en las vivencias de su padre, Nicholas Katzenbach, como prisionero de guerra en un stalag alemán. Parece ser que la elaboración del guión no fue nada sencilla, ya que se prepararon varios borradores distintos, sin que ninguno terminara de satisfacer plenamente al productor del film, quien no cesó de hacer sugerencias a los guionistas sobre la inclusión de determinados pasajes de la novela en el film.

Quizás por esa causa, la versiónd definitiva del guión de La Guerra de Hart resultó una curiosa mezcla de generos y referencias de otros títulos anteriores, (referencias que van desde películas recientes como Algunos hombres buenos” a clásicos como “La Gran Evasión”), en la que pueden apreciarse elementos de cine bélico, el típico drama judicial, e incluso el tema de la discriminación racial en el ejército y la sociedad norteamericana. Naturalmente, para que tal mescolanza de elementos funcionara en pantalla, la película habria requerido contar con una dirección vigorosa y unos diálodos inteligentes, pero la verdad es que todo ello brilla por su ausencia en este caso.

Y ello es principalmente debido al hecho de que las situaciones que se plantean no acaban de resultar creibles, especialmente la que nos muestra al comandante alemán del campo animando a Hart a emplearse a fondo en el juicio para la defensa del soldado de color acusado de asesinato. Amén de lo anterior, todas las subtramas que se introducen en el argumento se antojan tópicas y están resueltas de una manera muy poco original. En el apartado interpretativo, hay que decir que, si bien los protagonistas, Bruce Willis y Colin Farrel se esfuerzan en poner caras de tipo duro y de amedrentado, respectivamente, ninguno de los dos logra transmititir nada con su interpretación. Finalmente cabe señalar que el tono del desenlace, que oscila entre lo épico y lo descaradamente patriotero, no me pareció en absoluto convincente.

Del conjunto del film se pueden salvar, si acaso, los primeros minutos de la cinta que nos muestran la captura de Hart, y una ambientación correcta en lineas generales. Pero por lo demás, La Guerra de Hart resulta una película bastante floja.

Calificación: 3/10

miércoles, 21 de marzo de 2007

Duelo en el Atlantico (The Enemy Below)

Duelo en el Atlantico (1957)

El submarino alemán del capitan Von Stolberg (Curd Jurgens) que navega por el Atlántico para encontrarse con un buque corsario del que debe recoger un código naval interceptado es detectado por un destructor de la marina norteamericana del Capitán Murrel (Robert Mitchum). A partir de ese momento se establece una intensa persecución entre ambos buques y una lucha de ingenio entre sus respectivos capitanes por adelantarse al contrario.

Para mi gusto esta película es una de las mejores del subgénero submarino, pues reune todos los elementos necesarios para captar la atención: un ritmo narrativo intenso, una buena puesta en escena, y un guión inteligente, sin artificios. Los actores que dan vida al capitán del submarino alemán Curd Jurgens y al del destructor americano, Robert Mitchum, están enormes en sus respectivos papeles, logrando interpretaciones realmente creibles. Los efectos visuales quizás han quedado un tanto desfasados, especialmente en algunos planos que muestran al submarino y se nota el uso de maquetas, pero aun así en general son buenos.

Hay partes de la película que están muy bien, como cuando el capitán del submarino alemán recuerda sus vivencias de la I GM y dice "En esta guerra, en cambio, no hay honor. Incluso si ganamos los recuerdos serán amargos". Pero lo mejor, sin duda, es el duelo sicológico entre ambos capitanes, como el duro e intuitivo capitán del destructor se va adelantando a los movimientos del submarino, hasta que el competente capitán alemán encuentra su oportunidad de contraatacar. Las escenas finales del duelo entre ambos barcos, resultan igualmente muy emocionantes.

En resumen "Duelo en el Atlántico" es una película bien estructurada, de notable factura y con unos actores en estado de gracia, para mi mucho mejor que ese semibodrio de "El Submarino".


lunes, 19 de marzo de 2007

Uno Rojo, division de choque (The Big Red One)

Uno Rojo, division de choque (1980)

A lo largo de diversos escenarios, desde el Norte de Africa a Alemania, asistimos a las vivencias de un pelotón de infanteria encuadrado en la célebre 1ª division de infanteria de EEUU, conocida por su emblema divisionario como la "Big Red One" (Uno Rojo). El personaje central de la narración es el sargento (Lee Marvin), personaje innominado, veterano de la I GM que intentará cuidar de los hombres a su cargo como un padre, en el curso de los combates en algunos los frentes más peligrosos de la contienda.

Uno Rojo divsión de choque, puede considerarse el proyecto mas ambicioso y personal del realizador norteamericano Samuel Fuller, veterano de la II GM y antiguo miembro de la 1ª División de Infantería US. Fuller acarició durante muchos años la idea de llevar a la pantalla sus vivencias personales como combatiente en una de las más célebres unidades del ejército norteamericano, pero diversos problemas -especialmente por no encontrar la financiación para el rodaje- fueron demorando el proyecto. Finalmente, Fuller pudo sacarlo adelante, si bien no contó con el respaldo de ninguno de los grandes estudios de Hollywood, por lo que tuvo que producir el film con el apoyo de una productora independiente. No obstante, Fuller no pudo estrenar la película como quería, ya que el primer montaje, de cuatro horas de duración, fue rechazado por el estudio, así como el segundo, de algo menos de tres horas, de modo que para el estrenar la versión comercial, que no llegaba a las dos horas de metraje, tuvo que cortar o suprimir bastantes escenas que estaban presentes en su primera versión de la pelicula.

Entrando a valorar el film, hay que decir que se nota que el director tenía ciertas pretensiones artísticas y que tuvo la intención de hacer una película bélica diferente, incluyendo escenas que resaltaran el absurdo de la guerra, como la introducción en B/N ambientada en la I GM, o las secuencias que transcurren en el sanatorio mental convertido en campo de batalla; o la escena del parto en el tanque; pero opino que tales escenas no acaban de estar bien rodadas y que su inclusión no termina de resultar del todo natural, sino mas bien resulta algo forzada e incluso efectista.

Además las limitaciones presupuestarias se hacen muy patentes en la parte bélica del film, ya que muchas de las secuencias de acción, especialmente las ambientadas en el Dia D, resultan más bien cutres y poco realistas. Por lo demás, el desarrollo de la trama no derrocha precisamente originalidad, pues viene a mostrar la típica historia del duro y heroico sargento, al frente de un grupo de soldados inmersos en la hecatombe colectiva de la guerra. En el apartado interpretativo destaca la presencia de un veterano Lee Marvin, que cumple en su rol de aguerrido Sargento, como siempre hacía el actor en este tipo de papeles de "duro", aunque su personaje resulta bastante tópico. El resto del reparto, compuesto por actores de segunda fila, exceptúando al por aquel entonces famoso Mark Hamill, tampoco logra destacar en unos papeles que se antojan más bien planos y desdibujados.

En definitiva, "Uno Rojo, división de choque" es una película con mas sombras que luces, que como alegato antibélico no llega realmente a conmover al espectador, por más que lo intente,y que como película bélica apenas llega al aprobado. Sin duda, un título que puede considerarse fallido.

Calificación: 5/10

jueves, 15 de marzo de 2007

Hermanos de Sangre (I): Currahee

Hermanos de Sangre (I): Currahee

Este primer episodio, tras una presentación que nos ofrece a los paracaidistas frustrados por el aplazamiento a última hora del salto sobre Francia en vísperas del Dia D, un flashback nos lleva a 1942, a un campamento militar. Vemos como la Compañía Easy, del 506º Regimiento paracaidista, 101ª division aerotransportada, comienza su entrenamiento en EEUU.

Los paracaidistas, sometidos al duro entrenamiento del Capitan Sobel, y conocemos a dos de los protagonistas, los tenientes Winters y Nixon. Todos los miembros de la compañia van completando su formación (entre otras cosas, física, subiendo y bajando una y otra vez un monte llamado “Currahee” y obtienen sus alas. Meses después llegan a Inglaterra, donde el capitan Sobel da muestras de pánico en las maniobras y de ineptitud para el mando en combate. Por ello, los suboficiales se rebelan y hablan con el superior de Sobel, quien es destituido y enviado a un puesto de adiestrador en retaguardia. Finalmente, el episodio concluye con la Easy en sus aviones, saltando sobre Francia el Dia D.

El primer episodio de esta magnifica serie ya nos apunta las mejores características de la misma: ambientación (perfecta), buenos guiones, y actuaciones muy logradas. Las escenas del entrenamiento en sí no son nada del otro mundo, al fin y al cabo es algo muy trillado en el cine bélico. Lo mejor es como se definen los caracteres de los personajes: el egocéntrico y despótico Sobel, el competente Winters, el inteligente Nixon… etc. Personalmente me quedo de este episodio con la escena de las maniobras, cuando un soldado imita al coronel del 506º abroncando a Sobel por la incompetencia de este al ubicarse en las maniobras, y el atribulado capitán acaba desquiciado por su propia torpeza. Una escena realmente divertida.

Tambíen es de notar la descripción de cómo va subiendo la tensión entre los hombres una vez que se acerca el momento decisivo de entrar en combate. Este primer episodio, si bien no es el mejor de la serie, resulta bastante entretenido

Masacre, ven y mira (Idi i smotri)

Masacre, ven y mira (1985)

Año 1943. En una aldea de Bielorrusia el jóven adolescente Florya (Aleksei Kravchenko), es reclutado para unirse a las guerrillas partisanas que combaten tras las lineas alemanas, debiendo por tanto abandonar a su familia. Tras algunas peripecias, cuando la unidad partisana vuelve a la aldea de Florya, descubre que los alemanes la han arrasado y matado a sus habitantes. A partir de ese momento, el grupo partisano buscará cobrarse venganza.

Masacre, ven y mira es la producción bélica soviética más destacable de las realizadas en la época que podriamos denominar como tardocomunismo, una época en la que ya se presagiaba la decadencia de la URSS, y en la que comenzaba a vislumbrarse la caida del comunismo soviético. Por esta razón, no debe extrañar que esta película, dirigida por el realizador ruso Elem Klimov, con ocasión de la conmemoración del 40º aniversario del fin la II GM, destile un aire mucho más realista que otros films anteriores de producción soviética sobre la guerra contra el invasor alemán, y que abordara este duro relato en un tono alejado de cualquier atisbo de triunfalismo patriótico.

Siguiendo esa linea, la película se aproxima al tema de la guerra partisana desde un punto de vista bastante objetivo, y nos ofrece el relato de una historia dura, contada sin ningún tipo concesiones de cara al espectador. El ritmo de la narración es pausado, con profusión de planos-secuencia silenciosos que se intercalan con algunas escenas de breves diálogos para resaltan la crudeza de la historia que se nos cuenta. La primera media hora del metraje, aunque resulta por momentos bastante lenta, visualmente está  muy bien hecha para transmitirle al espectador la desolación de los bosques, y la sensación que experimentan los personajes inmersos en el frio y el barro del ambiente. En ese sentido, hay que destacar la perfecta labor de ambientación del film, que logra trasdar al espetador a los escenarios y paisajes de Bielorrusia, así como transmitir en todo momento la desolación causada por la guerra.

Como decía, si bien el aspecto visual de la historia es sobresaliente, el aspecto narrativo está un peldaño por debajo. Se echan en falta algunas mayores dosis de acción, y podrían haberse acortado algunas escenas que tienden a recrearse demasiado en los personajes sin hacer avanzar el relato, como por ejemplo, la larga secuencia silenciosa que Floria comparte con la jóven muchacha partisana; lo que se traduce en un ritmo narrativo excesivamente lento en algunos pasajes del film. Naturalmente, los alemanes aparecen retratados como unos sádicos asesinos, mientras que los guerrilleros se contemplan desde una perspectiva mucho más humanizada, y quizás en este puntos habrían sido de agradecer algunos matices adicionales. Con todo, la película tiene algunos momentos realmente buenos como cuando el protagonista descubre la matanza en su aldea o la furiosa venganza sobre los alemanes capturados, que viene precedida de un impactante diálogo entre los prisioneros y sus captores.

En conclusión “Masacre, ven y mira” es una película típicamente rusa, con las virtudes (especialmente visuales) y defectos -sobre todo la falta de un mayor ritmo narrativo- tradicionalmente propios del cine de esa nacionalidad. Pero, sin duda, una película muy interesante en lineas generales por darnos otra visión del conflicto, y sobre todo, ofrecer una mirada directa, sincera y muy sentida sobre los desastres que toda guerra lleva aparejados. Un título absolutamente recomendable.

Calificación: 8/10

miércoles, 14 de marzo de 2007

Comando (Hell is for Heroes)

Comando (1962)

Otoño de 1944. John Reese (Steve McQueen), un díscolo y solitario sargento degradado a soldado por insubordinación frente a un oficial, es envíado a una unidad destinada a cubrir la Línea Sigfrido, cerca de Bélgica. Gran parte de la unidad es enviada a otro punto del frente, dejando solo a Reese con otros cinco hombres a defender una posición. Pese a estar en peligro de ser atacados por los alemanes, Reese planea llevar a cabo el asalto de una fortificación alemana.

Comando es el típico ejemplo de película con un claro mensaje antibélico (apuntado en el título original, que en español se traduciría como “El infierno es para heroes”) rodada con pocos medios. El mayor atractivo que presenta el film es la siempre estimulante presencia escénica del gran Steve McQueen en el papel protagonista. En este caso, McQueen da vida al duro ex-Sargento Reese, el típico veterano curtido en el frente que no duda en mostrar el desprecio que siente ante los oficiales de retaguardia. Este era el típico papel  que agradaba mucho a McQueen, y en el que el actor cumple con corrección, aunque sin llegar a brillar, especialmente por causa de las deficiencias de un guión más bien flojo que no termina de desarrollar con eficiencia los temas que apunta.

Por lo demás, estamos antes una película más bien mediocre. Como apuntaba antes, el guión es irregular, con momentos logrados (como por ejemplo, la conversación del protagonista con la camarera que responde en alemán a Reese) pero con otras situaciones muy inverosímiles (como el del micrófono que los alemanes plantan en la posición americana). En cuanto a las escenas de acción, estas resultan bastante pueriles a la vez que inverosímiles, especialmente en la secuencia climática de la narración, que muestra el asalto al bunker alemán, cuando los americanos atacan frontalmente una posición de MG, (en vez de usar un tanque o artilleria). Tampoco ayuda el uso bastante chapucero de imágenes de “relleno” sacadas de los archivos documentales del US Army. Además, la fotografia de la película, en B/N es tan oscura, que muchas veces resulta imposible distinguir lo que está sucediendo en pantalla, y el final, que pretende ser muy solemne, la verdad es que a mi me resultó absolutamente infumable.

En definitiva, Comando resulta película muy pretenciosa en su intención de denuncia antibelicista, pero poco convincente a la hora de transmitir al espectador. Si no fuera por la presencia del gran Steve McQueen, sería totalmente olvidable. Pero por lo demás, tiene poco que ofrecer al espectador minimamente exigente. Un título pasable, en el mejor de los casos.

Calificación: 4/10

viernes, 9 de marzo de 2007

La batalla de Inglaterra (Battle of Britain)

La batalla de Inglaterra (1969)

Año 1940, la RAF, tras ser derrotada en Francia, comienza a retirarse a sus bases en Inglaterra para librar la decisiva batalla aerea sobre suelo británico e impedir que los alemanes ganen el espacio aereo para una futura invasión.

Rodada a finales de los 60 como una superproducción europea con un reparto plagado de estrellas, la película es un minucioso relato de los sucesos más importantes de la batalla area que se libró en el verano de 1940. Asistimos a como la apurada RAF es vapuleada en sus bases al principio por la Luftwaffe y como poco a poco, gracias al radar, a la inteligencia del mariscal del aire Dowding y al valor de los pilotos le van dando la vuelta a la situación.

Lo mejor de esta película son las escenas de batalla aéreas, donde vemos aviones reales perfectamente identificables (Spifires, Me 109, He 111, Stukas…etc) y alguna escena especialmente brillante, como el ataque de los Stukas sobre una estación de radar. El problema es que las escenas de acción son tan numerosas y salen de forma tan continua que terminan por hacerse repetitivas para el espectador. Los efectos especiales usados en la simulación de los combates aéreos acusan el paso del tiempo, y se ven un tanto desfasados (se notan demasiado los fotogramas coloreados para simular explosiones o formaciones de aviones), aunque alguno de ellos están realmente bien hechos.

Por otra parte, se nota demasiado que las historias personales que se introducen como complemento de la acción bélica están metidas con calzador y la verdad es que resultan algo simplonas y no añaden gran cosa a la película. Del sobresaliente reparto (que incluye a Michael Caine y Curt Jurgens) destaca sobre todo un enorme Laurence Olivier en su papel del adusto mariscal del aire Dowding, verdadero artífice la victoria de la RAF y al que Olivier da vida de forma magistral.

En resumen, la “Batalla de Inglaterra” resulta interesante desde el punto de vista histórico pero no llega a ser un título especialmente memorable desde el punto de vista cinematográfico.

jueves, 8 de marzo de 2007

El Bunker (The Bunker)

El Bunker (2001)

La acción nos situa en la frontera germano-belga, a finales de 1944. Un grupo de exhustos soldados alemanes, huyendo de las fuerzas aliadas, llegan a un búnker subterráneo ocupado únicamente por un viejo reservista y un adolescente, y se refugían en él. Pronto, comienzan a notar que algo extraño y maléfico flota en el ambiente del bunker mientras la tensión, el miedo y la desconfianza mutua van creciendo entre ellos.

Curiosa mezcla de generos, el bélico y el sobrenatural, algo que solo recientemente se había dado en otra película "Deathwatch" ambientada en las trincheras de la I GM. En principio, la idea que plantea "El Bunker" es atractiva, dado que la atmósfera opresiva y la tensión de un grupo de hombres acechados desde el exterior por las tropas enemigas y atrapados en un espacio claustrofóbico capta el interés inicial del espectador. Lamentablemente, tras un arranque bueno, la película se va diluyendo porque la trama no sabe desarrollar ni conjugar adecuadamente la variedad de temas que plantea. Vemos que los protagonistas se van viendo progresivamente dominados por la locura y miedo, pero sin nada que lo explique realmente. La historia sobrenatural flojea porque no acaba de sintonizar bien con el argumento principal, y ese difuso juego que hace el film alternando entre la posible trama sobrenatural y la natural no es nada convincente. Como tampoco lo es el final, en mi opinión demasiado forzado y "peliculero".

Por lo demás, las actuaciones de los actores se dejan ver, la ambientación es más que decente, y la atmósfera del Bunker está bien lograda, hay que admitirlo (en especial los uniformes variopintos y raidos de los alemanes, el armamento y el atrezzo). Quizás con un guión un poco más elaborado e inteligente esta película habría dado mucho más de sí. De cualquier modo el producto final de "El Bunker" resulta fallido, aunque no del todo malo.

Calificación: 5/10

La batalla del Rio Neretva (Bitka na Neretvi)

La batalla del Rio Neretva (1969)

Yugoslavia, Enero de 1943. Los alemanes preparan una operación antipartisana contra los guerrilleros de Tito organizando una fuerte ofensiva en el norte del país conjuntamente con las fuerzas italianas y Chetniks (serbios monárquicos). Para cerrar el cerco en torno a los hombres de Tito, los alemanes necesitan hacerse con el control de un estratégico puente sobre el Río Neretva cuya captura es de vital importancia, mientras que para las fuerzas guerrilleras ese puente constituye su única vía de escape.

A finales de los años 60, coincidiendo con el 30º anirversario del inicio de la II GM el gobierno yugoslavo del Mariscal Tito quiso apuntalar la imagen de su régimen con una película que recreara la lucha mantenida por los partisanos yugoslavos frente a las fuerzas de ocupación alemanas. Como se trataba de una producción con finalidad propagandística, no se estatimaron medios, y el mismo Tito aprobó personalmente el presupuesto del film, superior a los 70 millones de dólares, en la que iba a ser la producción cinematográfica yugoslava más cara en la historia del cine patrio. Gracias al generoso presupuesto, el director Veljko Bulajic pudo contar con un reparto internacional plagado de estrellas de la época como Yul Brinner, Franco Nero, Curd Jurgens o el mismo Orson Welles algo que, por otra parte, se estilaba en las producciones bélicas de los 60. La historia del film se basó en los acontecimientos históricos que rodearon a la Operación Weiss, una serie de ofensivas antipartisanas lanzadas por los alemanes y sus aliados en Bosnia-Herzegovina entre Enero y Abril de 1943.

Ciertamente La Batalla del Rio Neretva vino a abordar un tema interesante y poco trillado, como es el la lucha partisana en la antigua Yugoslavia, por lo que a priori, ofrecía bastantes puntos de interés, pero, por desgracia, la película es un completo bodrio. Y ello es debido, en gran medida, a un guión inconexo y de poco calado que además reune toda una colección de tópicos al uso. Naturalmente, los partisanos y Tito son elevados a la categoría de heroes y santos, los italianos son presentados como una panda de ineptos cobardes, mientras que los alemanes son un grupo de combatientes crueles y despiadados, es decir, reuniendo todos los clichés de rigor. Al menos -eso sí- la riqueza de medios de la producción se ve reflejada en la parte bélica del film, con algunas escenas de acción espectaculares, y otras que resultan medianamente correctas, que contaron con un realista atrezzo bélico (exceptuando los tanques alemanes) adecuado al contexto histórico, lo cual es un detalle de agradecer.

No obstante, la película tiene otro gran lastre que definitivamente estropea el resultado final del film. Concretamente, me refiero al hecho de que la trama argumental no acaba de estar bien entrelazada, ya que vamos asistiendo a distintos episodios, contados desde distintos puntos de vista, pero sin un hilo conductor adecuado que permita al espectador seguir los acontecimientos de una manera clara. El resultado es que la pelicula se hace de dificil digestión, en muchos momentos lenta, y en general, de farragosa compresión. Digamos que “La Batalla del Neretva”, aunque interesante por abordar el poco trillado tema de la guerrilla yugoslava, se queda en un título muy poco memorable.

Calificación: 3,5/10

martes, 6 de marzo de 2007

La Batalla de Anzio (Anzio)

La Batalla de Anzio (1968)

Enero de 1944, para romper el estancamiento del frente en Cassino, las tropas aliadas desembarcan en el sector de las playas de Anzio, al suroeste de Roma, para caer sobre la retaguardia alemana. Tras el desembarco, el corresponsal de guerra Dick Ennis (Robert Mitchum) y su amigo el Cabo Rabinoff (Peter Falk, el actor de “Colombo”) hacen una incursión en jeep para ver la situación, y consiguen llegar a Roma sin problemas, pero cuando se lo comunican al General Lesley (trasunto del general Lucas, que ostentaba el mando en Anzio) este no se decide a avanzar prefiriendo en cambio consolidar su posición en la playa.

La Batalla de Anzio es una película bélica de los años 60 basada, como su propio título indica, en los hechos históricos que rodearon a la Operación Shingle. Dicha operación supuso un intento aliado para desastacar la campaña italiana, desembarcando dos divisiones a la retaguardia de los ejércitos alemanes que defendían la Línea Gótica y que bloqueaban el avance de las fuerzas aliadas desde el sur de Italia. En lineas generales, la narración se centra en describir los hechos referentes a la primera fase de la batalla Anzio y a su finalización. No obstante, hay que señalar que el interés histórico y cinematográfico de esta película es prácticamente marginal.

Esto es así, en primer lugar, porque la ambientación no resulta nada espectacular, ya que la productora no se complicó la vida, y empleó modernos carros americanos M-47 para que hicieran tanto de tanques aliados como de panzers alemanes. En cuanto a la recreación de la batalla de Anzio en sí, prácticamente solo sale el desembarco inicial de las fuerzas aliadas, y la aniquilación de dos batallones de Rangers americanos en una emboscada alemana. Las tropas británicas, que tuvieron una importante participación en la batalla y lucharon codo con codo con las fuerzas norteamericanas, prácticamente ni aparecen. También quedan obviados por completo enfrentamientos importantes de la campaña como la lucha por la villa de Aprilia o por el Canal Mussolini, que fueron de vital importancia para el resultado de la batalla. Y el desenlace de la historia, además de ficticio, resulta casi ridículo, dando a entender que fue la artilleria la que decidió el resultado de la campaña.

De entre los aspectos que pueden rescatarse de este película, puede citarse principalmente la interpretación de Robert Mitchum como corresponsal de guerra, y la conclusión filosófica a la que su personaje llega al final del film sobre el por qué de las guerras; vienendo a decir que “Está en nuestra naturaleza matarnos unos a otros, porque el ser humano que empuña las armas contra otro, vive tan intensamente que no puede dejarlo”). Pero, aparte de este tenue transfondo filosófico, la película resulta bastante floja en todos los demás aspectos.

En conclusión, La Batalla de Anzio resulta un título bastante decepcionante en el aspecto histórico, y absolutamente mediocre desde el punto de vista cinematográfico. Un título solo recomendable para los aficionados al género bélico que sientan curiosidad por visionarlo.

Calificación: 3/10

Un Mundo Azul Oscuro (Dark Blue World)

Un Mundo Azul Oscuro (2001)

 
Tras la invasión de Checoslovaquia por Alemania, dos pilotos militares checos Frantisek Sláma (apodado "Franta") y Karel Vojtisek, huyen de su país con destino a Inglaterra para luchar contra los alemanes enrolados la RAF. Sin embrago, la buena amistad y camaradería existente entre ambos se verá empañada cuando los dos se enamoran de la misma mujer, Susan Whitmore, cuyo marido ha sido dado por desaparecido en la guerra. A partir de ese momento, los amigos se convertirán en rivales, y su amistad se convertirá en abierta hostilidad.

Con un presupuesto cercano a los 5 millones de dólares, Un mundo Azul Oscuro se convirtió en la producción checa más cara de su época. Con este ambicioso proyecto el realizador Jan Sverak, quiso rendir homenaje a los pilotos checos que combatieron en la RAF durante la II GM, y que tras la caida de Checoslovaquia bajo la órbita comunista, fueron proscritos de la historia oficial del país. La historia, narrada a partir de los flashbacks que el protagonista  va rememorando después de la guerra, mientras es prisionero del régimen comunista checo, resulta  bastante irregular.

En principio, la narración apunta cualidades, como un fino sentido del humor, una buena ambientación, y unas actuaciones bastante creíbles. Pero en mi opinión la película resulta fallida porque no acaba de cuajar bien todos los elementos de la historia que nos cuenta. La historia de amor del trio protagonista resulta algo tópica y más bien folletinesca, y por otro lado el componente bélico no pasa de anecdótico, ya que las escenas de combates aereos, pese a estar bien hechas (no en vano se alquilaron para el rodaje de las secuencias aereas varios aviones Spitfire auténticos), son escasas y se echan en falta algunas escenas de acción adicionales. Personalmente, me convenció más la parte de la historia narrada en la posguerra, cuando Franta, recluido en la cárcel por las autoridades comunistas, reflexiona con otro prisionero, un ex oficial médico de la SS, acerca de su historia personal y de las circunstancias que estropearon su amistad con Karel.

En resumidas cuentas, “Un mundo azul oscuro” tiene destellos de buen cine europeo, pero no acaba de resultar una gran película, principalmente por algunas deficiencias del guión que no acaba de encajar bien todas las piezas que esboza al principio de la narración. Una película correcta y con buenas, aunque breves, escenas de combate. Se deja ver con cierto interés, pero sin llegar a entusiasmar.

Calificación: 5,5/10

Memphis Belle

Memphis Belle (1990)

Basadandose en uno de los documentales realizados por el director norteamericano William Wyler sobre la intervención norteamericana en la II GM, esta película nos cuenta las peripecias del bombardero de la USAAF "Memphis Belle”, un B-17 que tras realizar 24 misiones de bombardeo sin sufrir daños se prepara para realizar la numero 25, su última misión antes de cumplir su servicio, sobre un objetivo en Alemania fuertemente defendido.

Una película del subgénero aéreo de la que puede decirse que pasó con más pena que gloria. Con un reparto lleno jóvenes actores, una ambientación correcta y un guión quizás demasiado dramatizado en algunas partes (esa escena con la palanquita manual del tren de aterrizaje “chirria” un poco) la película no termina de enganchar. La primera parte de la película, que nos muestra la preparación de la misión y nos va presentado a la tripulación no está mal, pero resulta bastante tópica. Nos presenta al típico grupo de jóvenes embarcado en la guerra con sus miedos, sus inquietudes, la relación de camaradería entre ellos…etc, nada que no se haya visto antes. La parte de la misión sobre Alemania, más de lo mismo, escenas de combate aéreo correctas, sin más. Las interpretaciones de los protagonistas, tienen el mismo tono gris de la película, todos están más o menos bien, pero sin alardes.

En definitiva “Memphis Belle” resulta una película muy académica en sus planteamientos tanto formales como visuales, sin sobresalir en ninguno especialmente, por lo que se queda simplemente en un título mediano dentro de la filmografia bélica.

viernes, 2 de marzo de 2007

El Puente de Remagen (The Bridge at Remagen)

El puente de Remagen (1969)

La historia nos sitúa en marzo de1945. Mientras los ejércitos aliados se dirigen a toda velocidad al Rin, el alto mando alemán ordena destruir todos los puentes sobre el rio para cortarles el paso. Sin embargo, el puente de Remagen, única via de escape para los soldados del XV ejército aleman, por lo que el general Von Brock, al cargo de la defensa de la zona,le encarga al Mayor Kruger (Robert Vaughn) que mantenga abierto el puente el tiempo suficiente para permitir la retirada de las fuerzas embolsadas al otro lado del Rin, y destruirlo solo en el último momento cuando se aproximen los americanos.

El Puente de Remagen es una interesante producción bélica de los años 60 que reconstruye los hechos históricos que rodearon a la Operación Lumberjack, que tenía como objetivo final el cruce del Rin y el avance sobre el Ruhr. Los aliados no esperaban encontrar ningún puente intacto sobre el rio, por lo que el descubrimiento de que el puente ferroviario Luddendorf, situado en la población de Remagen, seguía en pie, fue todo un golpe de suerte para la 9ª división blindada norteamericana, que pudo capturar el puente y acelerar el cruce del Rin. Y aunque los alemanes pudieron destruir el puente 8 días después de su captura tras un intenso bombardeo, para entoces las fuerzas américanas ya se habían establecido firmemente en la orilla derecha del Rin.

Puede decirse que el rodaje de El Puente de Remagen tuvo, al igual que los hechos históricos que relata, bastantes aspectos accidentados. En un principio, la productora norteamericana United Artists, quiso rodar el film en localizaciones de la propia Remagen, pero el gobierno alemán denegó el permiso al ser una zona de mucho tránsito fluvial. Por ello, la producción se trasladó finalmente a Checoslovaquia, donde se había localizado un puente muy similar al Luddendorf, en una pequeña población cercana a Praga. Se trató, por tanto, de la primera vez que un equipo de rodaje occidental filmaba una película detrás de El Telón de Acero. Pese a contar con el permiso del gobierno checoslovaco, la presencia del equipo de rodaje norteamericano en un país comunista no agradó en absoluto al espionaje sovietico, que al parecer se encargó de difundir rumores entre la población apuntando a que los soldados que participaban en el film eran realmente miembros del ejército estadounidense que se preparaban para invadir Checoslovaquia. Por si esto fuera poco en agosto de 1968, antes de concluir el rodaje, los tanques sovieticos invadieron el país, por lo que todo el equipo tuvo que ser evacuado apresuradamente en taxis. Por esta razón, la película hubo de terminar de filmarse en localizaciones y estudios de Alemania e Italia.

En cuanto a la valoración del film, hay que decir que estamos ante un título no exento de interés por varios aspectos. En primer lugar por la más que correcta ambientación y atrezzo militar empleados en el rodaje, gracias en gran parte los vehículos auténticos de la II GM que el ejército checo había recibido al terminar la guerra, como por ejemplo los carros ligeros M-24 Chafee. Además, la película ofrece una realista visión de la guerra mostrando, por ejemplo, el estrés sicológico que afecta los soldados de primera linea del frente, así como la tensión existente entre estos y sus oficiales superiores. También es destacable el hecho de que se ofrezca un retrato equilibrado del bando enemigo, pues los alemanes aparecen retratados con una mayores dosis de veracidad, lejos del tópico de nazís fanáticos.

Históricamente, la película es muy rigurosa, y los hechos que se mencionan son bastante ajustados a la realidad. Quizás ha quedado un poco desfasada por que no acaba de desarrollar todo lo que apunta dado que la época (finales de los 60) no lo permitía. También el hecho de no contar con grande actores supongo que influyó, aunque los protagonistas Ben Gazzara y George Segal consiguen unas buenas interpretaciones en sus papeles de soldados americanos, mientras que Robert Vaughn está impecable en su rol de abnegado oficial alemán.

Por todo ello hay que concluir que, “El Puente de Remagen” es una buena película bélica, muy probablemente bastante infravalorada, que por sus logradas escenas de acción, y por su fidelidad a los hechos históricos que relara, abrió la veda hacía un mayor realismo en el género bélico. Un título sin duda recomendable.

Calificación: 6,5/10

Saints and Soldiers

Saints and Soldiers (2003)

Diciembre de 1944, en plena contraofensiva de Las Ardenas, cuatro soldados aliados tratan de escapar de vuelta a sus lineas, cuando encuentran a un piloto inglés que tiene en su poder una importante información que llevar al Cuartel General que puede ser crucial para detener la ofensiva alemana.

Con una factura mas propia de un telefilme que del cine comercial, Saints and Soldiers tiene un arranque bueno, donde vemos una recreación de la matanza de Malmedy, el fusilamiento de decenas de prisioneros americanos a manos de la SS (aunque con un gazapo histórico importante, aparecen paracaidistas americanos, que realmente no combatieron en esa zona ni en esa fecha). Después de eso, la historia deriva en las peripecias bastante previsibles de los cuatro soldados americanos rezagados y el piloto inglés para volver a sus lineas. Con escasa acción (apenas hay un par de escaramuzas) y un guión plagado de lugares comunes del género bélico, como las tipicas referencias a la añoranza de la familia o el temor a la muerte. Al menos la ambientación y fotografia son aseadas, lo cual salva en cierto modo a la película del desastre total.

En definitiva Saints and Soldiers da la impresión de ser un telefilme hecho a mayor lucimiento de los aficionados al “reenactment” (recreación histórica) que en EEUU son legión. Un título pasable, sin más.